No hay día gris que un toque de color no lo arregle

El color puede traer luz a tu rostro, realzar algunos rasgos, como por ejemplo el color de tus ojos o equilibrar el tono de tu piel. Pero sobre todo, un toque de color te puede cambiar el estado de ánimo. Tapar esas canitas si te molestan, dar brillo a tu color natural, o mostrarte tal como te sientes. Gracias a los últimos avances, incluso puedes hidratar o dar vida a un cabello apagado coloreándolo

/by Ana Rubio

Este sitio web utiliza cookies que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el mismo